N°167 - 10/Jun
Nº 167 6/2017 Edición Junio

Maternidad sin tabúes

Ella es española y se define como una mujer, madre, divulgadora y emprendedora. Además es experta en porteo de bebés y estuvo en nuestro país dando charlas, aprovechando su paso por Argentina. Nohemí Hervada a través de sus cursos, asesoramientos y blog busca empoderar a la mujer para que pueda ser mamá pero sin dejar de lado sus aspiraciones.

¿Cómo se gesta tu visita a la región?
Desde que empecé mi andadura con mi blog Mimos y Teta y sobre todo al abrir mi canal de Youtube, mucha gente empezó a seguirme desde diferentes países de habla hispana ya que fue el primer canal de instrucciones de porteo en castellano. Respondía consultas de todas partes del mundo y cuando me preguntaban que por qué no viajaba a sus países a ofrecer talleres y conferencias me reía pensando en cómo iba yo a viajar por el mundo si no era más que una “simple mamá”. Lo cierto es que lo que empezó siendo un sueño se materializó el año pasado en mi primer viaje internacional profesional a Chile, viaje que llamé #LoPrimeroEsSoñarlo en honor a mis primeros pensamientos sobre esa posibilidad.
Este año, decidí viajar a otro de los países donde mi trabajo es bastante seguido, Argentina, y no podía estar en Argentina sin viajar Uruguay. Aquí tengo también seguidoras y varias alumnas de mis cursos online que me apetecía conocer en persona. Además al ser canaria (de adopción), Uruguay era un destino obligado para mí.

¿Qué fue lo que provocó el nacimiento de tu hijo en ti?
Muchas cosas. Por un lado me conectó como nada antes con lo “divino”. Llámale Dios, Diosa, Universo, Karma, Naturaleza, me da igual. No hablo de la forma, sino del concepto. No creo que haya nada que te haga sentir tan poderosa, tan creadora, como dar y sostener vida. Recuerdo que justo tras el parto exclamé algo así como: “dios mío ahora entiendo lo que eres”.
Creo que este es uno de los motivos por los que muchas mujeres hacen un cambio profundo y experimentan una gran fuerza y creatividad tras tener hijos. En mi caso, lo fue desde luego.
En el extremo opuesto de este suceso empoderante, el trato sufrido en el parto o más bien el mal trato, me hizo sentir totalmente aniñada e indefensa. El paternalismo, la violencia obstétrica, la desinformación de lo realmente importante así como los consejos contrarios a la evidencia y al instinto casi se cargan mi lactancia, una vez arruinado mi deseo de un parto natural no intervenido.
A pesar de haberme considerado siempre una mujer fuerte, decidida y valiente, haber sufrido en carne propia estas experiencias y tener que aprender a vivir con la herida en el cuerpo y en el alma, me hizo ver la necesidad que tenemos las mujeres de contar con otras mujeres que nos aporten eso que nuestros sistemas sanitarios no nos aportan: confianza, información veraz, recursos, herramientas cuando hay problemas, apoyo, escucha…
Siempre digo que mi hijo mayor inventó mi profesión y que mis otros dos bebés fueron ambos masters que ampliaron mi experiencia, mi visión y mi currículum. Sin duda la mujer que soy ahora, ya dejando lejos el puerperio en el que he vivido más de 10 años, le debe mucho a la madre en que me convirtieron mi hijos.

¿Es posible llevar adelante una Maternidad sin tabúes?
Imagino que al cuarto o quinto hijo, jajaja. No, en serio, no sé si es posible vivir una maternidad libre del todo de tabúes, porque la cultura sigue transmitiendo creencias y estas llevan arraigadas siempre estereotipos. Prejuicios y tabúes, pero seguro que si nos quitamos unos cuantos ya aligeramos bastante la mochila que cargamos y seguro que todas las madres agradecerán ese alivio a tanta carga que arrastramos, propia y ajena.

Eres asesora de familia, ¿cuáles son los problemas que más se repiten en las consultas?
La primera causa por la que una familia me busca es por problemas con la lactancia, bien por grietas, dolor, bebé que no se prende, que parece no saciarse o que no gana peso. Cada vez más nos llegan familias que contratan asesorías antes de tener al bebé para saber qué cosas evitar para ahorrarse problemas innecesarios. Esto significa que la sociedad va cambiando y demandando más este trabajo.
Otras de las consultas frecuentes son para saber escoger el portabebés adecuado en cada situación particular o para aprender a usarlo. Los últimos años han aumentado también las consultas en casos de duelo gestacional y perinatal. De todos modos mi trabajo como Asesora Continuum es bastante amplio porque la maternidad toca muchos aspectos relacionados con el bebé, con la madre o con algún otro miembro de la familia.

¿De qué se trata la formación de asesoras?
Asesoras Continuum es como yo bauticé el trabajo que hacía con las madres, los bebés y sus familias. Me preguntan mucho si es lo mismo que ser doula o puericultora y aunque tiene mucho terreno en común, una asesora no sólo acompaña a la madre. Nuestro trabajo tiene como eje las necesidades del bebé y que la madre disfrute atendiéndolas, sin olvidarse de ella misma. A veces ofreceremos información, otras veces enseñaremos técnicas necesarias (como en porteo, lactancia o masaje infantil), ofrecemos escucha y soporte dejando de lado todo paternalismo. En ocasiones somos el puente entre ellas y los profesionales que necesiten cuando nuestro trabajo de asesoría y acompañamiento no es suficiente. Además de la parte más teórica, la formación Asesoras Continuum fue la primera en incluir las habilidades de comunicación y el emprendimiento como asignaturas. Esto me parecía fundamental ya que en este sector se sigue creyendo que este tipo de trabajos han de ser siempre altruistas. En definitiva creé la formación que yo habría querido hacer cuando empezaba para formar la asesora que yo habría necesitado.
¿Qué hacer para que este cambio en el rol de la mujer siga profundizándose?
Cambiar una misma para ser lo que quieres encontrar en las demás, acompañar a otras mujeres, a las que también están en el proceso y a las que aún no saben que lo estarán en otro momento, criar hijas libres, no desempoderarlas, criar hijos que entiendan que el machismo es una lacra que nos mata y que deben trabajar junto a sus hermanas para erradicarlo. En definitiva no perpetuar las mismas actitudes que nos han traído hasta esta situación. Si no cambiamos, nada cambia.

Lee más en nohemi-hervada.com

Fecha
02/06/2017
Algunos temas en esta edición
Enviar por email
Email de tu amigo Mensaje