N°172 - 03/Nov
Nº 172 11/2017 Edición Noviembre

Mamá de contratapa

ELLA ES MAMÁ COCINERA Y ADEMÁS COLABORADORA DE NUESTRA REVISTA. YA TIENE SU LIBRO DONDE CUENTA LAS COSAS RICAS
QUE HACE PARA BEBÉS Y NIÑOS. JACINTA LUNA ESTÁ EN LA DULCE ESPERA DE SU SEGUNDO VARÓN.

¿Siempre quisiste ser mamá?
Si. Siempre fui muy maternal, desde chica me encantaba estar rodeada de niños, inventaba juegos, obras de teatro, actividades con otros niños. El deseo de un día ser madre, siempre estuvo presente.

¿Cómo te enteraste que ibas a ser madre otra vez?
No fue una decisión fácil, como pareja, en los días que corren, traer otro niño al mundo, educarlo con amor, respeto, brindarle nuestro tiempo, ser padres presentes. Pero este año ya las ganas estaban, y decíamos bueno el año que viene tal vez, fue decirlo y llegó. Con un pequeño retraso, fui a comprarme un test, dejé para hacérmelo a la tardecita más tranquila. En eso llega Gadú, me pone un peluche en la panza y me dice: mamá, decile a papá que tienes un bebé en la panza… Ya no necesité hacerme el test (risas).

¿Cómo te estás sintiendo?
Está siendo bien diferente del primero, tuve bastantes náuseas matinales y nocturnas hasta la semana 12 más o menos. También con mucho apetito y sigo…

¿Cómo te cuidas en la alimentación?
Soy de comer muy saludable, es la comida que elijo siempre. Comer casero con cereales integrales, mucha fruta y verduras, frutos secos, algo de carne cuando el cuerpo me lo pide, que en este embarazo me lo ha pedido bastante y lo he escuchado. También estoy con más antojos e intento darme los gustos a mi manera siempre con un toque saludable.

¿Cuál fue el primer cambio que notaste en tu cuerpo?
Dolor en los senos fuerte, ahí dije bueno esto ya no es un simple retraso, y luego empezaron las náuseas y cansancio. Lo más hermoso es cuando la pancita empieza a crecer y sentís las primeras burbujitas en la panza que luego se transforman en un hermoso delfín nadando y moviéndose sin parar.

¿Cambió tu estado de ánimo?
Pff si, más irritable, incomprendida, impaciente. Creo que ya volveré a la normalidad, lo importante es darse cuenta que hace parte del estado y aflojar siempre que uno puede.

¿Cómo fue la elección del nombre de tus hijo/s?
Bueno qué tema, nada fácil para nosotros. Juan Gadú nació de 36 semanas y todavía no tenía nombre (aún lo llamábamos Chiquituni). Nació y nos decían que si no tenía nombre no le podían dar de alta. Pasó el primer día y el segundo, el papá anotó algunos nombres que nos habían gustado entre ellos Cadú, pero había algo en la sonoridad que no nos cerraba. Eso era importante, la sonoridad. Entonces puso todo el alfabeto y fue cambiando las letras hasta que llegó a Gadú y nos gustó. Se durmió con el papel en la mano y soñó que yo le decía que se llamaba Juan. Cuando se despertó me contó y le dije: listo, si lo soñaste ya está… Juan Gadú.
Por ahora es bebuchi esperemos que aparezca el nombre antes que nazca (risas).

¿Cómo te preparas para el parto?
Me encantaría tenerlo en casa, cosa que con Gadú no pude porque se adelantó. Tuve entrevista en Nacer Mejor y ahora empezamos con las clases de parto. Deseo mucho tenerlo en casa, en un ambiente relajado, con nuestros tiempos y todo preparado para su llegada. Estoy pensando hasta que sea en el agua ya que va a ser verano.
Me encanta conectarme con mi cuerpo, hago yoga siempre que puedo, trabajo relajación de pelvis, meditación. Hay muchas clases lindas por YouTube, me las pongo de mañana tempranito cuando la casa está en silencio y de a poco voy preparando el cuerpo, la mente y el corazón.

¿Cómo eres como madre?
Amorosísima en primer lugar, me encanta llenarlo de besos, abrazos y mimos, aprovechando también que todavía es chico y se deja, él también es muy mimoso y le encanta. Soy alegre y bien humorada, me encanta jugar, respetar sus tiempos de crecimiento, enseñarle a elegir, mostrándole el mejor camino, ofreciendo dentro de lo posible lo mejor que puedo, enseñando también a tratar con amor y respeto a los demás.

¿Qué ves en tu hijo de ti?
El compañerismo, la alegría de vivir y compartir, somos muy amorosos. También algo del carácter fuerte y combativo. Es fuerte sentirse reflejado, es ahí cuando una también baja un cambio y corrige sus reacciones delante de ellos.

¿Qué actividades compartís con tu hijo?
Las mañanas en el desayuno son sagradas, amo compartir la mesa con él, además de cocinar juntos, ese momento donde intercambiamos, hablamos sobre los alimentos, él nos cuenta de la escuela, sus aventuras, sus amigos y sus ocurrencias, etapa maravillosa. También me gusta pasear en la playa, al aire libre, a veces también vamos a los tambores, a escuchar música y bailar.

¿Se puede compatibilizar la maternidad y el trabajo?
En esa tarea estoy. En mi caso, mi profesión se potenció aún más con la maternidad. Encontré mi verdadera vocación y mi creatividad también afloró. Emprender desde mi hogar fue el camino para mí, también con el apoyo de otras madres emprendedoras en el mismo camino y con la misma visión de una maternidad más presente. De hecho, formo parte de grupos de madres donde realizamos ferias, talleres, nos potenciamos entre todas. Siempre hay que buscar una red de sostén, es maravilloso poder acompañarse.

Fecha
02/11/2017
Algunos temas en esta edición
Enviar por email
Email de tu amigo Mensaje