N°174 - 03/Mar
Nº 174 3/2018 Edición Marzo

Consultorio Mama&Bebe

Hola Claudia, soy Esther. Hace 9 meses que le estoy dando de amamantar a mi hijo. Aún tengo leche pero estoy sufriendo un poco porque me muerde y estoy pensando en cortar la teta ¿qué debo hacer? Gracias

Hola Esther. Gracias por tu consulta. Es algo frecuente lo que cuentas. En cierto momento del desarrollo, los bebés, comienzan a experimentar otros movimientos de su boca, como es el morder. Es un ejercicio que practican con los alimentos sólidos, pero además una forma de conocer distintas texturas y objetos. Recuerda que los pequeños descubren el mundo principalmente a través de su boca. Esto no implica que debas permitirle morderte, todo lo contrario. De forma respetuosa, pero firme, puedes expresarle tu disconformidad. Muchas veces solamente con decirle que "no", el bebé comprende y deja de hacerlo. También puedes retirarle la teta en esos momentos, así como evitar aquellos en donde sabes que está distraído y jugando. Cuando se está alimentando, donde observas una succión activa, en esos momentos no te morderá. Podrá hacerlo cuando ya no tiene hambre, cuando está jugando o distraído. Generalmente suele ser algo pasajero, pues rápidamente aprenden que "a mamá no le gusta".


Claudia López (Psicóloga y especialista en lactancia)


 


Mi hijo de 3 años empieza por primera vez el jardín este año, debería pedirle a su pediatra que le haga algún control especial por este motivo. Gracias.

Con gusto respondo tu inquietud. No requiere ningún control especial fuera del habitual: talla, peso, evaluación de desarrollo, vacunas al día. Como ya tiene 3 años se agrega un primer control oftalmológico. Con estos datos la pediatra extiende una constancia de aptitud física que deberás presentar en el Jardín. ¡Buen comienzo escolar!


Magdalena Pardo (Pediatra)


 


Nicolás, me llamo Lorena y estoy recientemente embarazada. Tengo casi 40 años. En mi primera consulta el médico me habló de la amniocentesis, no entendí para qué y cómo se haría el procedimiento.¿Podrías explicármelo mejor? Gracias

Hola Lorena, la amniocentesis es una maniobra que consiste en la extracción de líquido amniótico mediante una punción con aguja a través de la pared del abdomen, la cual es guiada por ecografía para evitar dañar al feto. El estudio de este líquido nos puede aportar información valiosísima sobre posibles enfermedades genéticas e infecciosas, así como algunos defectos congénitos. Es un procedimiento invasivo, que como tal conlleva un riesgo de pérdida del embarazo, el cual en manos experi-mentadas es inferior a 1 cada 300 casos. Por este motivo, su realización requiere siempre del consentimiento de la embarazada. Probablemente tu médico haya mencionado la amniocentesis considerando tu edad, ya que el riesgo de enfermedades cromosómicas como el síndrome de Down aumenta considerablemente luego de los 35 a 40 años, y este estudio permitiría diagnosticarlas en la etapa prenatal. De todas maneras, debes saber que el riesgo basal de estas enfermedades a tu edad es del 1% aproximadamente, y que existen pruebas no invasivas como la ecografía y algunos tests bioquímicos en sangre que de ser normales lo disminuirían notablemente. En estos casos quizás no quieras asumir los riesgos de la punción considerando que sería muy poco probable que exista un problema con tu bebé. Por lo tanto, en última instancia, la amniocentesis para estudio genético constituye más una solicitud de la embarazada que una indicación médica.


Dr. Nicolás Martino (Ginecólogo)


 


Hola Marta, soy Claudia, una mamá primeriza con un embarazo de 30 semanas. Estoy con muchos miedos, demasiado atenta a cada síntoma que tengo. Quisiera saber si hay algún síntoma que debería preocuparme y ser un motivo para concurrir a la maternidad. Gracias  

Que tal Claudia. Es normal tener miedo, vas a ser mamá, una experiencia única en tu vida. Deseas que todo esté y salga bien. Lo más importante es que confíes en el profesional que está controlando tu embarazo y antes de ir a cada consulta hagas una lista con las dudas que tengas. También las clases de parto te van ayudar a tener menos miedo porque va a compartir todas tus dudas y temores con otras madres y vas a estar asesorada por la persona que te dé las clases, que por lo general son obstetras parteras. Es vital que sepas que a partir de las 32 semanas es normal que tengas contracciones indoloras, si hubiera algún tipo de dolor es motivo de consulta. También es importante concurrir a un médico ante una pérdida de líquido o sangre. A partir de las 32 semanas vas a ir a tu ginecólogo cada 15 días y desde la 36, una vez a la semana, de esa forma estarás muy bien controlada y cualquier alteración que aparezca se puede solucionar. Otro motivo de consulta es la disminución de movimientos fetales. Cada mamá sabe en qué momento el feto se mueve más. Puedes comer algo dulce, si no eres diabética, puedes acostarte y respirar profundo. Si pasa rato y no se mueve, hay que consultar. También hay que hacerlo si hay edema (hinchazón) de manos, brazos y cara, frente al ardor o dolor al hacer pis o quedarte con ganas de orinar más, también debemos estar alertas. Teniendo estas cosas en cuenta tienes que quedarte tranquila. Es importante que disfrutes el embarazo, estar atenta a estas cosas pero sin temor, confiando en tu médico. Espero continué bien tu embarazo y estés más tranquila. Gracias por consultar.


Marta Arcieri (Obstetra partera)


 

Fecha
02/03/2018
Algunos temas en esta edición
Enviar por email
Email de tu amigo Mensaje