N°178 - 03/Dic
Nº 178 12/2018 Edición Diciembre

El encuentro con mi bebé

Cuando llega el momento de recibir al bebé, después del parto o cesárea, suele pasar que las mamás sienten una mezcla de ansiedad, asombro, emoción… Es tan trascendental ese primer encuentro, que suelen desbordar de alegría y felicidad.
La mamá estira sus brazos para recibir, tocar, abrazar a su bebé. Es la primera caricia que recibe apenas nacer y quedará en su memoria, en su huella emocional. También será imborrable ese primer abrazo, la primera sonrisa, esa primera mirada con su mamá.
Luego, a medida que pasan las horas, pueden surgir inseguridades, temores, sobre todo cuando hay que pensar cómo cambiarlo, cuánto abrigo ponerle o cuánto tiempo debo darle pecho. Las mamás suelen preguntarse ¿estaré haciendo todo bien? Hay muchas dudas que son totalmente normales. Es un nuevo vínculo que se inicia, ahora fuera del útero y con el bebé… es un proceso de conocerlo y conocerse como mamá.
El primer consejo ante todas estas dudas es que confíen en ustedes mismas… ustedes pueden. Y tu bebé lo único que quiere es estar contigo, es tu fan número uno, siempre, incondicional.

Detalles prácticos:
Dar de mamar a demanda, en esos primeros días, cuidar que no pasen más de tres horas sin que se alimente. Si hay muchas dudas, consultar al pediatra.
Recordar las recomendaciones de la SUP: no mamadera ni chupete el primer mes. Se puede ajustar hasta que la lactancia está establecida (bebé aumenta bien de peso).
El cambio de pañales se irá adecuando al crecimiento, los primeros días está estrenando su sistema digestivo, por lo tanto, se cambiará mas frecuentemente. Durante el día podemos cambiar el pañal previo a prender a pecho, para despertarlo, o si no es necesario después de la toma. Evaluar si es necesario cambiar de noche, en función de su ritmo de ingesta.
Cuidar la higiene del cordón umbilical, con gasa y alcohol, para facilitar el secado del mismo. Una vez que se cae, seguir con la higiene por 24 horas para luego poder bañarlo.

Ante cualquier duda, consultar al pediatra.
Lentamente, el bebé irá adaptándose a esta nueva vida, y nosotros también nos iremos adaptando a este nuevo ritmo con él. Recordar que todo es nuevo para ese recién nacido y que ante tantos cambios, su refugio son los brazos de mamá y papá. Necesita para esta adaptación la guía de sus padres, bajo su contención, todo le será mucho más fácil.
No olvidemos celebrar el nacimiento, de esta llegada del bebé que es un evento que marcará la vida de los tres…Disfruten de la caricia, de los abrazos, de los mimos que serán una huella para siempre.


Myriam Alvez
Educadora de Parto Lamaze
Doula Dona International
Doula Comunitaria IPU - ANDOU
Agente Comunitario de Salud IMM
Asesora de Lactancia
Miembro de Maternarse
www.maternarse.com.uy

Fecha
02/12/2018
Algunos temas en esta edición
Enviar por email
Email de tu amigo Mensaje