N°167 - 10/Jun
Nº 167 6/2017 Edición Junio

¿Porqué los niños no comen vegetales?

La globalización y los nuevos estilos de vida llevaron a grandes cambios en los patrones de alimentación. Esta transformación, junto a la disminución de la actividad física, generó un aumento significativo de enfermedades crónicas como las cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes. Es sabido que consumir alimentos saludables contribuye a la prevención de estas enfermedades y que la calidad de la dieta de una persona tiende a persistir o incluso disminuir al crecer, por eso la promoción del consumo de vegetales desde la primera infancia es significativo para la salud y el futuro de los niños.

Según la Organización Mundial de la Salud, el sobrepeso y la obesidad son la quinta causa de muerte a nivel mundial. En el mundo, 39% de los adultos tienen sobrepeso y el 13% obesidad según datos de 2016, 41 millones de niños menores a 5 años presentan sobrepeso ú obesidad.
Uruguay no escapa a esta situación. Según la segunda encuesta de factores de riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles realizada en 2013, la población uruguaya presenta un 65% de adultos con sobrepreso y obesidad. Con respecto a la primer encuesta, se destaca el aumento de la prevalencia de sobrepeso y obesidad. De los 7 factores de riesgo de muerte prematura en Uruguay, 6 están relacionados con la alimentación, incluyendo la ingesta insuficiente de vegetales. A su vez, según la encuesta nacional de salud, nutrición y desarrollo infantil (2013), un 9,6% de niños menores de 2 años presenta sobrepeso y entre niños de 2 a 3 años un 11,3%. Con respecto a la dieta de pequeños de entre 24 a 72 meses, se concluyó que presentaban una escasa diversificación, destacándose un gran déficit en el consumo de vegetales.
Con estos datos sobre la mesa, es que la Ingeniera Alimentaria Laura Raggio se planteó hacer una investigación con el objetivo de explorar, a través de la técnica de sesiones de grupo, cuáles son los motivos y barreras del consumo de vegetales en niños en Uruguay.

¿Qué dicen los niños del consumo de vegetales?
Factores sensoriales:
· “Las berenjenas no me gustan porque son muy amargas”
· “El brócoli, cuando la muerdo es suave, yuck”.
Edad:
· “De chiquita te acostumbrás a comer una sola cosa, porque de bebé siempre te dan de comer y más grande te dan más variedad y es ahí donde empiezas a comer las vegetales”.
· “Cuando era chiquita comía muchos vegetales hasta que conocí las hamburguesas y las papas fritas”.
Preparaciones que agradan y que contienen vegetales:
· “Me gustan pocos vegetales, los como acompañados con algo”


Hábitos de consumo en el hogar:
· “Capaz que los niños que no consumen vegetales solo probaron un vegetal y dijeron, son todos iguales”
Figuras afectivas:
· “La novia de mi hermano, hace una torta, le pone vegetales, hechas con amor y me gusta mucho”.
· “Mi mamá los domingos hace un pastel muy rico”


Conclusiones:
Los factores sensoriales (sabor, apariencia y textura) surgen como potentes agentes de motivación del consumo de vegetales. Los niños prefieren los vegetales con texturas crocantes y crujientes, y los sabores suaves y dulces, rechazando los fuertes y amargos.
Los pequeños son conscientes de la relación entre los hábitos de consumo de vegetales en el hogar y sus propios hábitos de consumo, principalmente como un aspecto desmotivador (“no los acostumbraron desde pequeños”, “en la casa nunca comieron vegetales”.) No sólo la disponibilidad de vegetales en el hogar reportada por los niños influye en el hábito de comerlos sino también los hábitos de la familia.
La experiencia con los alimentos es un factor importante en el desarrollo de las preferencias alimentarias, destacándose como positivo la exposición repetida. También se hace referencia a la fobia de los niños a probar nuevos alimentos (neofobia) debido a su temor a una experiencia sensorial negativa (“A los chicos que no consumen vegetales, les da miedo probar”).
El vínculo afectivo asociado a los seres queridos más cercanos, se convierte en un potente agente de motivación para comer de forma saludable. Una expresión que ejemplifica esta conducta es “no me gusta la comida hecha por desconocidos”.

Agradecimientos
Al Colegio Nueva Cultura y al Centro Integral de Educación Infantil, de la Ciudad de Montevideo Uruguay.

Laura Raggio
Ingeniera Alimentaria
lauraggio@gmail.com
Prof. Adj. Departamento de Alimentos – Escuela de Nutrición – UDELAR

Resumen extraído de:
Raggio L., Gámbaro A. and Ivankovich C. (2016). Healthy and Tasty: Focus Group Research on Vegetable Con­sumption among Children Aged 9 to 12. M J Nutr. 1(2): 009.

Fecha
02/06/2017
Algunos temas en esta edición
Enviar por email
Email de tu amigo Mensaje