N°167 - 10/Jun
Nº 167 6/2017 Edición Junio

Mamá de Contratapa

Ella luchó mucho para lograr el sueño de ser madre, incluso llegó hasta el parlamento.
Hoy conocemos la historia de Wendy Puig.

¿Siempre quisiste ser mamá?
Siempre me imaginé mamá, pero la vida me trajo al hombre indicado ya pasado los 30 años. Al conocerlo supe de inmediato que tendría hijos con él.

¿Cómo fue tu lucha personal por ser mamá?
Las mujeres creemos que tomar la decisión de ser madre es la parte mas difícil y que al momento de decir sí, es un mero trámite y de inmediato tendremos nuestro positivo. Nunca nadie nos prepara para la infertilidad. Pasamos una etapa de 5 años, entre diagnósticos, análisis, operaciones, una montaña rusa de emociones e ilusiones, renovar cada mes la lucha, la esperanza, caer y volver a levantarte. Fue duro y difícil. Pasé un año con técnicas de baja complejidad, intentando inseminaciones mes a mes y luego un embarazo natural ectópico, pérdida de trompa e inevitablemente pasar a alta complejidad, sin saber como costearlo. Ese fue el momento en que nació nuestra necesidad de salir a buscar una ley que nos ampare.

Y cómo se da tu participación en la ley de fertilidad, ¿cómo es que llegas a eso?
En el momento en que se nos complica el cuadro de infertilidad, nos dimos cuenta que, si no teníamos el dinero para una in Vitro, no podríamos ser padres. Saber esa realidad, que no solo era la nuestra sino la de muchas parejas, nos dio el impulso para salir a buscar respuestas, pedir ayuda, pedir una ley que nos ampare. Llamamos a todos los despachos de diputados y pedimos citas, así comenzó nuestro camino en la lucha por una ley para todos. Luego llegó el grupo “Ser padres es un derecho”, y la lucha por ser papás pasó de ser en las clínicas, al parlamento.

¿Cómo es que logras tener finalmente tu primer positivo?
La primer in Vitro vino luego de conocer a nuestro ángel en la tierra, nuestro médico Gabriel. Un 29 de julio comenzamos la medicación, el 12 de agosto la transferencia y luego un 24 de agosto, un viernes frío y lluvioso, noche de la nostalgia, llegó ese sobre con un número, no era ni positivo ni negativo era un número (la sub unidad beta) que lo cambió todo y para siempre. Delphina vino a este mundo luego de tanta lucha. Fui con ella en la panza a la discusión de la ley en diputados y con ella en brazos a la discusión en senado. Cuando cumplió 8 meses nació la ley y mi segundo hijo ese mismo año.

¿Cómo decidiste ser madre por segunda vez?
En nuestra in Vitro conseguimos 4 embriones, me transfirieron 2 y quedé embarazada de mi primera hija, los otros dos quedaron criopreservados en la clínica. El año pasado Delphi ya tenia 3 años y creímos era el momento de intentar tener otro hijo. Fuimos a la clínica a buscar nuestros 2 embriones. La transferencia fue en abril de 2016 y así fue como llegó Theo a nuestras vidas, para completar la familia que tanto soñamos.

¿Cómo te sentiste durante los embarazos?
Fueron embarazos maravillosos, sin molestias, ni malestares, todo disfrute del día uno al último, claro, el segundo se vive con menos temores y miedos más relajada y experimentada.

¿Cómo fue la elección del nombre de tus hijo/s?
El papá eligió el de Delphi y yo el de Theo. Ya teníamos nombres desde el comienzo de todo el proceso, cuando no sabíamos que demorarían tanto en llegar.

¿Cómo fue el armado del dormitorio de la pequeña?
Lo soñé mucho y el día que pude empezar a hacerlo realidad fue maravilloso. Elegimos cada detalle con tanto amor: el papá pintó las paredes, yo hice todo lo demás. A los 7 meses teníamos todo listo, sólo faltaba que llegara la princesa. Hoy con 4 años seguimos de colecho y el cuarto es un lugar de juego, aún no se usa para dormir jajajajaj.

¿Cómo te preparaste para el parto?
Estaba tan feliz que me dejé llevar por todo ese amor, no sentí miedo, tal vez en los últimos días un poco de ansiedad, pero los viví relajada tranquila y sin miedos. Fui con mi hermana a un día de spa unos días previos a la cesárea de Theo, me reconecté con mi bebé, mi cuerpo, me relajé y me dejé llevar. Ya estaba todo listo solo tenia que esperar.

¿Cómo eres como madre?
Uy difícil pregunta, pero soy casi la mamá que soñé ser.

¿Qué ves en tus hijos de ti?
Theo es aún muy pequeño, pero veo mi simpatía, en Delphi sí es más visible, ella es tenaz, amable, dulce, cariñosa y muy astuta, sabe lo que quiere y lucha para lograrlo.

Fecha
02/06/2017
Algunos temas en esta edición
Enviar por email
Email de tu amigo Mensaje