N°167 - 10/Jun
Nº 167 6/2017 Edición Junio

Consultorio Mama&Bebe

"Soy una reciente mamá con problemas para la lactancia. Mi hijo quiere tomar la teta a cada rato y por largas horas. Esto me quita tiempo para estar con mi otro niño de 2 años. ¿Qué podría hacer para mejorar la alimentación del más pequeño y atender al segundo?" 


Hola, gracias por tu pregunta. De hecho es una consulta frecuente, la llegada de un nuevo hijo siempre genera un movimiento familiar. Mi frase para el nacimiento de un hermanito es que: “1+1 es mucho más que 2. Respecto a la alimentación del más pequeño, sería importante descartar que la lactancia esté establecida, con un buen acople y técnica. Esto lo podemos saber principalmente con los controles pediátricos. ¿El aumento de peso es adecuado? Además, preguntarnos: ¿cómo estás tú, ¿tienes los pezones lastimados? ¿Te duele al amamantar? Si cualquiera de estas preguntas nos despierta algún signo de alarma, es importante que consultes con un asesor en lactancia para que te pueda orientar.
En caso de que no haya ninguna dificultad en la lactancia, sería bueno repasar cuáles son las estrategias familiares que están teniendo. Por ejemplo, pensar en las rutinas cotidianas, cómo se distribuyen las tareas en el hogar, y si están teniendo ayuda de otros miembros de la familia. Con la llegada de un nuevo hermanito, es importante que toda la familia pueda participar: abuelos, tíos, hermanos… todos con quienes contamos. En estas primeras semanas no hay que escatimar en pedir ayuda, y permitir que nos la brinden. Verás que con el correr de los días las rutinas y dinámicas se irán acomodando. ¡Ánimo!


Claudia López (Psicóloga y especialista en lactancia)


 


"Mi hijo tiene 3 años, todos los inviernos se resfría, tiene tos y a veces otitis, pero nada muy complicado, ¿debería vacunarlo igual contra la gripe?, ¿qué medidas para prevenir la gripe puedo tomar? “


Gracias por tu consulta porque es un tema que está bueno aclarar y más en este momento del año. La Sociedad Uruguaya de Pediatría y el Ministerio de Salud Pública recomiendan la vacunación contra la gripe, en especial a los grupos de riesgo o sea niños menores de 5 años, adultos mayores de 65 años, embrazadas, personal de la salud, con enfermedades crónicas: inmunodeficiencias, asma, diabetes, enfermedad pulmonar crónica, renales y hematooncológicas.
Además de la vacuna contra la gripe, existen otras medidas de prevención de infecciones respiratorias: correcto lavado de manos, uso de alcohol en gel, buena ventilación ambiental, evitar exposición al humo de tabaco, abrigo adecuado, uso de pañuelos descartables, cubrir nariz y boca al toser, mantener a los niños pequeños, en especial menores de 6 meses, alejados de personas con tos o resfrío, evitando sitios cerrados y con mucha gente. También promover la lactancia materna, por lo menos hasta los 6 meses de vida.


Magdalena Pardo (Pediatra)


 


"Hola, me llamo Laura, y soy mamá de 2 varones, pero me cuesta embarcarme en la idea de un tercer embarazo si no me aseguro que vendrá la nena. ¿Es posible elegir el sexo del bebé? ¿Qué podría hacer? Gracias”


Hola Laura, la inquietud que estás planteando es muy común en el consultorio ginecológico.
A lo largo de la historia se han ensayado numerosos métodos para ayudar a estas parejas. Los más difundidos son la planificación del momento de la relación sexual y la dieta. El primer método se basa en que los espermatozoides que contienen el cromosoma Y (y por lo tanto dan lugar a un bebé varón) son más rápidos, pero no viven tanto tiempo como los que contienen el cromosoma X (que dan lugar a niñas). Por lo tanto, parejas que desean una niña deberían mantener relaciones únicamente antes de que se produzca la ovulación. Por otra parte, se ha sugerido que las mujeres que tiempo antes de la concepción aumentan la ingesta de calcio y magnesio tienen más probabilidad de tener una niña, en tanto quienes recurren a una dieta rica en sodio y potasio aumentan las chances de tener un varón.
Sin embargo, los resultados de estos métodos han sido muy contradictorios y muchos colegas no los recomiendan. En el mejor de los casos, si cumples al pie de la letra estas indicaciones, podrás aumentar levemente las posibilidades de tener una niña. Para lograr una alta eficacia en la selección del sexo habría que recurrir a técnicas de separación de esperma o de diagnóstico genético de embriones fecundados antes de su implantación que más allá de las discusiones éticas y legales que puedan generar, se trata de procedimientos altamente complejos, costosos y en general poco disponibles.


Dr. Nicolás Martino (Ginecólogo)


 


“Soy Lorena, tengo 34 años y estoy embarazada de mi segundo bebé. Mi primer hijo nació por cesárea, quiero saber si éste también va por ese camino. Además en el caso que pueda tener un parto normal, quería consultarte si es posible pujar en otra posición que no sea acostada.”


Gracias Lorena por tu inquietud. Te cuento que el haber tenido una cesárea no significa que te tengan que hacer otra, todo depende del motivo por el cual te la realizaron. Si fue por tener una pelvis estrecha, entonces sí siempre vas a ir por ese camino porque el feto no puede deslizarse por una pelvis cuyas medidas no permiten su pasaje. Si los motivos fueron otros, puedes pensar en tener un parto por vía baja. Ahora, si por diferentes motivos, tuviste dos partos por cesárea, en un tercer embarazo deberán realizarte una cesárea porque la cicatriz puede correr el riesgo de abrirse al tener contracciones.
En cuanto a la forma de pujar que también consultas, pueden ser varias y vas a realizar la que tú elijas. Puede ser sentada, en la pelota, puedes pujar acostada en la posición tradicional parada.


Marta Arcieri (Obstetra partera)


 

Fecha
02/06/2017
Algunos temas en esta edición
Enviar por email
Email de tu amigo Mensaje