Enviar por email
Para
Mensaje
Diciembre/2019

Mamá de contratapa

ELLA TIENE 26 AÑOS Y SERÁ MAMÁ POR PRIMERA VEZ EN DICIEMBRE. STELLA GONZALEZ JUNTO A SU PAREJA,
EL PERIODISTA NICOLÁS NUÑEZ, SERÁN LOS PADRES DE DONATELLA.

¿Siempre quisiste ser mamá?
El deseo de ser madre siempre estuvo presente… sé que es una gran responsabilidad y que mi vida va a cambiar por completo. En mi caso no fue planeado, fue una gran sorpresa, que te lleva a pensar muchas cosas, pero una vez que tomas la decisión sabes que es la correcta, una experiencia única en la vida, mágica y disfrutable.


¿Cómo te enteraste que ibas a ser madre?
Al principio empecé a sentir cambios en mi cuerpo, que no eran normales, y duraderos, eso fue lo que más me llamo la atención. Sentía dolores de cabeza, mareos, pero siempre pensando en que se me iban a pasar, pero no. Fue ahí donde empecé a dudar de si podría ser un posible embarazo. Pasaron unos días hasta que decidí hacerme un test. Aunque dio positivo, yo seguía dudando. Entonces tomé la decisión de ir al médico para estar segura. Fue ahí que me lo confirmaron 100%. Salí del hospital en estado de shock y lo primero que hice fue contárselo a mi pareja Nicolás.


¿Cómo te estás sintiendo durante este embarazo?
Al principio, se podría decir que los primeros tres meses, no muy bien. Me despertaba sin muchas ganas de comer, mi cuerpo empezó a rechazar algunas cosas y otras que sentía necesidad de comer. También noté que estoy mucho más sensible, cansada, durmiendo más. Tenía sensaciones diferentes de malestar que a medida que ha pasado el tiempo han ido desapareciendo, pero esos cambios se trasladaron al aspecto físico donde sí empiezo a notar, a medida que transcurren los meses, un cambio importante.


¿Te cuidas en la alimentación?
Un poco de las dos cosas, soy de comer de todo. Hay momentos en los que me dan ganas de comer algo específico y puedo estar días pensando en eso. Pero hay días en los que prefiero comer liviano, sin excesos. Me gusta hacer licuados de frutas, trato de no tomar bebidas con gas, pero a la vez soy muy dulcera.


¿Cuál fue el primer cambio que notaste?
El primer cambio que noté fue en los pechos, donde de a poco fui viendo un aumento con una sensación de ardor, que se siente cada tanto. Mucho más sensibles e hinchados. A veces con leves dolores en las caderas. De a poco fueron apareciendo las estrías y el cambio en la panza cada día más grande, la piel se siente más estirada y es importante que esté más hidratada. El aumento de peso también está presente mes a mes pero no es algo que me moleste.


¿Cambió tu estado de ánimo?
Completamente, aunque uno no quiere que nadie lo note. El primer trimestre con muchas dudas, inseguridades, emociones, sensaciones, que luego desaparecen. Un día estás bien, al otro día más sensible. Quizás las noticias malas te chocan mucho más, hasta el punto de sentirte muy triste. Pensando mucho en la responsabilidad de ser madre, de que tu vida va a cambiar por completo y por otro lado mucha alegría, felicidad y ansiedad.


¿Cómo fue la elección del nombre?
La elección del nombre fue más difícil de lo que imaginaba. Yo quería un nombre diferente, fuera de lo común, pero a la misma vez fácil de pronunciar y de escribir. Y a Nicolás le gustan nombres más comunes. Un día leyendo un artículo, aparece un nombre que me llamo la atención y enseguida se lo mande a Nicolás. Él me dijo que no le disgustaba aunque le hacía un poco de ruido que fuera italiano. Quedó en ese momento en el puesto número 1 en la lista, pero lo que hizo que tomemos la decisión de elegirlo fue el significado: Donatella es ¨regalo de Dios¨.


¿Cómo te preparas para el parto?
Siento que el apoyo de la familia y la pareja es muy importante en este momento, el tiempo está pasando rápido, se va acercando el día y me voy sintiendo más ansiosa. Con respecto a las clases de parto, todavía no las pude empezar porque me fui de viaje y al volver tuve que esperar un poco más, pero en unos días las empiezo y pienso que voy a estar más preparada.


¿Es posible compatibilizar la maternidad y trabajo?
Yo creo que sí. Obviamente voy a tener más responsabilidad porque tendré a alguien que depende de mí, ya no voy a estar sola. Me gustaría pasar lo más que pueda con ella en sus primeros años que me parecen son muy importantes, pero luego volver a la rutina con algunos cambios de horarios y tratando de buscar estabilidad.

Fecha
02/12/2019
Algunos temas en esta edición
COMER FRESCO, VERANIEGO Y EN FAMILIA

COMER FRESCO, VERANIEGO Y EN FAMILIA

Con la llegada del verano y de las vacaciones de los peques de la casa, es un buen momento para poner en práctica la cocina en familia. Podemos empezar cuidando y eligiendo lo que nos gustaría prepara...

Navidad: emociones y recuerdos que perduran

Navidad: emociones y recuerdos que perduran

Casi en el cierre del año, las familias tienen nuevos desafíos que se instalan en la dinámica cotidiana. Los objetivos alcanzados y los retos que se presentaron durante el año, dan paso a las emocione...

Boletín por email

Sucursales
Revista Mamá y Bebé
Cargando...