Enviar por email
Para
Mensaje
Diciembre/2019

EL orden con niños en casa

En el marco del lanzamiento de la serie de Netflix “A ordenar con Marie Kondo”, nos pareció interesante compartir algunos tips de organización y estrategias tomadas del método Konmari.

Los tres grandes temas que Marie Kondo pone sobre la mesa son: seleccionar las pertenencias que queremos mantener en nuestra casa, encontrar un lugar específico para cada una de ellas y guardarlas de manera apropiada para mantener el orden.

Guardado de Ropa
En este proceso de aprender a ordenar, Marie Kondo sugiere comenzar por la ropa. Lo primero será ubicarla toda en un mismo lugar para ser conscientes del volumen y luego seleccionar con qué nos queremos quedar. En el caso de la ropa de nuestros pequeños, esta selección es más sencilla, porque estamos cambiando de talles constantemente.
La recomendación es la de guardar la ropa en cajones. Si tenemos un placard, buscar una caja o cesto que no tenga más de 10 cm de alto. Allí la ropa debe ir doblada tipo paquetito, guardada en un cajón, podremos verla toda de una vez y será más sencillo de mantener el orden al extraer una prenda.

Juguetes
Luego de adquirida cierta práctica en esto de “dejar ir” podemos comenzar a seleccionar otros objetos de nuestra casa.
En el proceso de selección de juguetes, es una buena idea donar aquellos que no se utilizan en absoluto o se usan con poca frecuencia. Debemos descartar los rotos o con partes faltantes que supongan algún tipo de riesgo.
Planear una rotación de juguetes. Por ejemplo, todos los meses a principio de mes –o cuando nos quede más cómodo- sacar aquellos que no estaban en uso y guardar otra cierta cantidad por un tiempo. Podemos acudir a esos juguetes en momentos como días de lluvia, cena con amigos o días de trabajo en casa.

Categorías o Familias
Buscar una categorización simple de los juguetes y pensar si deben o no estar al alcance de ellos para buscarles un lugar en el dormitorio o playroom.
Generar grupos de objetos similares y guardarlos juntos en el mismo cesto. Por ejemplo: juegos de encastre, instrumentos para hacer música; muñecos, personajes y animales, libros, juegos de mesa y puzzles, juegos para la arena, pinturas y marcadores, autos, juegos de cocina y frutas, peluches y títeres, disfraces, entre otros tantos.

Lugares designados
A los niños les gusta lo previsible, y están acostumbrados a ciertas rutinas, por eso el orden puede integrarse como una práctica más.
Si se buscan lugares intuitivos para cada objeto/juguete y estos lugares son de conocimiento de toda la familia -pequeños incluidos- será más fácil para mantener ordenado y que no recaiga sobre una persona el buscar tal o cual cosa.
De acuerdo a cada hogar, el lugar donde se guardan los juguetes será el dormitorio, un playroom o integrados en el living de la casa.
Deberá pensarse en relación al grupo de objetos a guardar, qué tipo de contenedor es el más adecuado, si queremos que esté al alcance de ellos o si los ubicamos a cierta altura como para utilizarse bajo nuestra supervisión.

Contenedores
Los contenedores deben ser los adecuados, por ejemplos aquellos elaborados con plásticos blandos, de puntas redondeadas, textiles o cajas de cartón.
Los cestos de tamaños grandes hacen que sea difícil encontrar cosas dentro de él y también que puedan manejarlos ellos con cierta autonomía. El tamaño de una caja de zapatos o similar es el más aconsejable y si así lo deseamos, pueden ubicarse a una altura manejable. El contenido debe ser seguro, porque al estar al alcance de ellos tienen cierta autonomía para poner y sacar objetos sin ayuda de los adultos.
Lo más intuitivo a la hora de identificar las cajas o cestos, es que sean transparentes para que podamos ver su contenido: de plástico o tipo malla de hierro. Si son cestos opacos podemos identificarlos con imágenes que hagan referencia al contenido. Si los contenedores los ubicamos en un mueble, debemos asegurarnos que estén fijos a la pared o que sean lo suficientemente firmes como para que no haya riesgo de voltearse al retirar una caja.
Se pueden utilizar contenedores destinados a otros ambientes de la casa siempre que sean seguros: cestas que se pueden colgar a la pared, zapateras, percheros, fruteros con niveles, entre otros tantos.

Disfrutar de los espacios ordenados
Una vez que cada cosa encuentra su lugar, es más fácil mantener el orden y si somos conscientes de nuestras pertenencias también podremos controlar de manera más eficiente el consumo. Ese proceso de selección del que hablamos al comienzo, no es otra cosa que una depuración de nuestra casa, manteniendo sólo lo que nos transmite buenas energías o tiene algún punto de conexión con nosotros.
¡Los invitamos a poner en práctica algunos de estas ideas!


Arq. Valeria Rohrer
ESTUDIO UNO A UNO
ARQUITECTURA - INTERIORISMO
DISEÑO INDUSTRIAL

Fecha
02/12/2019
Algunos temas en esta edición
Meriendas Escolares

Meriendas Escolares

Tenemos un nuevo año escolar por delante: rutinas, planificaciones y muchas ganas de acompañar el crecimiento de nuestros hijos. Las meriendas no son excepción a la hora de cuidar a nuestros pequeños,...

Mamá de contratapa

Mamá de contratapa

Ella es diseñadora, empresaria y fundadora de su propia marca. Tiene 6 hermanos y le gustaría seguir la tradición y formar una familia numerosa. Victoria Damiani ya es mamá de Baltazar y León y j...

Posparto y actividad física

Posparto y actividad física

¿Cuándo debo iniciar los ejercicios posparto? ¿Qué actividad puedo realizar? Muchas mamás se hacen estas preguntas y piensan cuál es el mejor momento para retomar la actividad física luego del nacimie...

Boletín por email

Sucursales
Revista Mamá y Bebé
Cargando...