N°170 - 06/Sep
Nº 170 9/2017 Edición Setiembre

Consultorio Mama&Bebe

Hola, quisiera me asesoran para instalar una sala de lactancia en mi trabajo ¿Qué espacio y qué cosas necesito para armarla? ¿Alguien tiene que regularla? ¿Quien me puede asesorar? Gracias.


Hola, muchas gracias por tu consulta. La verdad que instalar una sala de lactancia es algo bastante sencillo y no requiere de grandes inversiones. Básicamente se precisa un espacio íntimo, higiénico y confortable. Debe haber un tomacorriente, donde la mujer pueda enchufar su ordeñador en caso de que este sea eléctrico. Asimismo, idealmente, se podría colocar un refrigerador, lo que permita mantener en condiciones ideales la leche extraída. Es conveniente que pueda tener una pileta con agua corriente, de forma que las mujeres puedan higienizar sus manos, previo a la extracción, y mantener los utensilios del ordeñador en las mejores condiciones.
Aprovechando la consulta, me parece importante recalcar que un baño no es un espacio recomendable para la extracción. ¿Quien iría a comer su almuerzo a un baño público? Pues es comparable con pedirle a una madre que se extraiga el alimento para su hijo en esas condiciones.
Actualmente no hay reglamentación respecto a las salas de lactancia en nuestro país, aunque existe un proyecto de ley que está avanzando en ese aspecto.
Por cualquier consulta o si precisas apoyo para la instalación de una sala en tu lugar de trabajo, puedes comunicarte con el Instituto Uruguayo de Lactancia Materna, asociación civil referente en la temática en nuestro país.


Claudia López (Psicóloga y especialista en lactancia)


 


Hola, buenas noches, me gustaría que algún día hablaran de los espasmos del sollozo en bebés y niños. Gracias. Tatiana.


Tatiana, gracias por tu consulta, está muy bueno aclarar este tema porque un espasmo del sollozo puede ser una experiencia de temor y angustia para los padres. En estos casos, los niños contienen la respiración hasta desmayarse, normalmente a consecuencia de un episodio de llanto o enfado.
Son raros antes de los 6 meses, más frecuentes alrededor de los 2 años y remiten hacia los 5-6, sin producir secuelas en el niño.
Existen 2 tipos de crisis: la cianótica, más frecuente, generalmente predecible y provocada al contrariar o regañar al niño. Se inicia con un llanto breve y agudo, seguido por una espiración forzada y luego sí el dejar de respirar. A causa de esto, el pequeño se pone de un color azulado por unos segundos pudiendo incluso desmayarse y, en muy raras ocasiones, tener una convulsión ya que el cerebro deja de recibir oxigeno. Las crisis pálidas, mucho menos frecuentes, se inician típicamente por una experiencia dolorosa posterior a una caída con golpe fuerte en la cabeza o por un susto repentino, aquí el niño deja de respirar, pierde la conciencia en forma brusca y se pone pálido.
En ambos casos lo primero que hay que hacer es mantener la calma, luego hay que verificar si el pequeño tiene algo en la boca y retirar el objeto, recostarlo en el piso, observarlo desde cierta distancia, para que no crea que se le presta demasiada importancia. Cuando termine el espasmo, recordarle que así no conseguirá lo que desea. El pronóstico es bueno. Tatiana, recuerda que siempre es importante el seguimiento y asesoramiento del pediatra de cabecera, en todos los casos.


Magdalena Pardo (Pediatra)


 


Hola, tengo 27 años y sufro de prolapso genital grado 1 – 2. Soy mamá de dos niños de 8 y 3 años nacidos con parto natural. Quisiera tener otro hijo pero tengo miedo que mi prolapso empeore. ¿En caso de parir por cesárea puede empeorar? ¿Tengo derecho a pedirla? Gracias


El prolapso genital es el descenso de los órganos de la pelvis por debajo de su ubicación normal, esbozándose a través de las paredes de la vagina. Es una condición que se ve casi exclusivamente en aquellas mujeres que, como tú, han tenido partos vaginales, y en algunos casos puede acompañarse de pérdida involuntaria de orina al realizar algún tipo de esfuerzo.
Si bien, en general, se manifiesta a edades más avanzadas, sobre todo luego de la menopausia, existen factores que ayudan a que pueda presentarse durante la juventud. Entre ellos se destacan la mayor cantidad de partos, el nacimiento de niños con mayor peso, la ocurrencia de desgarros durante los partos o bien una debilidad propia de los tejidos de cada mujer.
Existen varios grados de prolapso. En tu caso se trata de uno pequeño, por lo que, de no acompañarse de síntomas urinarios, digestivos o sexuales que afecten tu calidad de vida, se aconseja seguimiento, sin necesidad de tratamientos por el momento.
Durante el embarazo suele exacerbarse (al menos transitoriamente) el prolapso genital, porque aumenta la presión dentro del abdomen, pero no existe suficiente evidencia que apoye que el nacimiento por cesárea prevenga el crecimiento del prolapso.
Gracias por tu consulta.


Dr. Nicolás Martino (Ginecólogo)


 


Soy mamá primeriza y estoy con muchas dudas y miedos con la llegada del parto. Me hablaron de la maniobra de Hamilton y me gustaría saber ¿qué es y porqué la hacen? ¿Es peligrosa? ¿Duele? Gracias, Gabriela.


Que tal Gabriela. Primero de todo, decirte que trates de disfrutar mucho este final de tu embarazo. Sé que existen muchos miedos, temores e incógnitas, pero confía en tu médico, en la naturaleza que es sabia y en el equipo que te va atender que siempre te va a ir explicando todo, así irás evacuando dudas y llegarás más segura al trabajo de parto.
Te cuento que la maniobra de Hamilton es el decolamiento de las membranas. Esta maniobra, que no tiene inconvenientes, se realiza alrededor de las 40 - 41 semanas, cuando el embarazo llegó a su término y el cuello lo permite. Se realiza la separación de las membranas a través de un tacto, que te puede molestar un poquito más que uno habitual. Lo que te va a producir es que, al separar esas membranas, van actuar hormonas que van ayudar a que se desencadene el trabajo de parto. Esto puede dar resultado en 24 o 48 horas y es una maniobra que no es para nada agresiva.
Después que te realizan ese tacto, puede haber una pequeña pérdida de sangre, y puedes comenzar con contracciones irregulares, lo que se busca es justamente que tengas contracciones porque eso es lo que va a dilatar el cuello del útero. Por supuesto que antes de hacerlo te van explicar qué es y tú puedes decidir si lo quieres o no, aunque hay que tener claro que da resultados.


Marta Arcieri (Obstetra partera)


 

Fecha
02/09/2017
Algunos temas en esta edición
Enviar por email
Email de tu amigo Mensaje