Enviar por email
Para
Mensaje
Agosto/2018

Lactancia Materna: pilar de la vida

Del 1ero al 7 de Agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

En esta oportunidad, el lema es: “Lactancia Materna. Pilar de vida”. En Uruguay nos sumamos a esta iniciativa. Las asociaciones civiles de nuestro país vinculadas con la temática, se organizan para realizar actividades en conjunto. Más información en http://www.semanalactanciauy.org/


¿Por qué es importante promover la lactancia materna?
Hace varios años que los temas vinculados a la primera infancia son prioridad en la agenda política y de salud pública. También ha sido fuente de grandes investigaciones y artículos científicos. Hoy sabemos que para generar cambios en la población adulta es imprescindible comenzar a actuar desde la infancia.
Pensemos en problemáticas como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Ellas se pueden prevenir desde la niñez. Asimismo, las herramientas cognitivas, físicas y emocionales de un sujeto adulto se construyen desde el mismísimo comienzo, en los primeros años de vida.
En este sentido, el alimento que reciba un bebé será la base para su desarrollo inmediato y futuro. ¿Cuál es la materia prima con la que crecerá su cerebro? Esta es una pregunta central que nos tenemos que hacer todos, tanto personal de salud como padres y educadores. ¿Cuál es la base, el fundamento que estamos dando a nuestros niños y futuros adultos?
Durante años la industria nos ha hecho creer que un alimento en polvo podía ser lo más indicado para alimentar a nuestros hijos. ¿Cuántos de nosotros hemos crecido en base a preparados lácteos? Y creemos que estamos “bastante bien”. Sin embargo los índices de enfermedades no transmisibles y de patologías vinculadas al desarrollo han crecido de forma exponencial. Actualmente la evidencia científica ha demostrado el impacto que tiene la lactancia materna no sólo en la prevención de estas enfermedades, sino en la salud en general de cada sujeto, su desarrollo cognitivo y sus potenciales a futuro.
Pensemos en una situación concreta como es el preparar una mamadera con leche en polvo. La calidad de este alimento dependerá del agua que se utilice, como del producto, pero también importará la medida del polvo, la higiene del entorno y del tipo plástico. Hoy en día sabemos cada vez más sobre los riesgos de la utilizar ciertos plásticos y cómo influyen estos en nuestra salud física. Todo esto refiere a la seguridad alimentaria.
Quizás en un sector socioeconómico alto, la seguridad alimentaria sea adecuada, sin embargo en diferentes contextos, este factor se puede ver altamente afectado. La lactancia materna asegura, para todos los niños por igual, la máxima calidad del alimento que recibe.
Es una herramienta que rompe el ciclo de pobreza, en tanto brinda a cada bebé el mejor comienzo desde lo nutricional y afectivo. Así como tiene un gran impacto ecológico. El costo para el ambiente de la producción de leche materna es cero, mientras que para generar 1 kg de leche en polvo para bebé se consume cerca de 4000 litros de agua, entre otros costos ambientales.

¿Y aquellas mujeres que no pueden amamantar?
Cuando se promueve la lactancia materna, no falta quien pregunte por aquellos casos que no se logra amamantar. Se habla de generar culpa y de la gran presión que recibimos las mujeres por poder lograrlo.


Sin embargo, me pregunto: ¿por qué creemos que la responsabilidad de la lactancia es de las mujeres?
Claro, es su cuerpo el que produce el alimento. Pero el éxito en la lactancia materna reside en el apoyo emocional y social que recibe la mujer.
Estas campañas mundiales no están dirigidos únicamente a las mujeres, sino que por el contrario, su público objetivo somos todos: personal de salud, compañeros de trabajo, familiares, vecinos. Todos y todas necesitamos conocer el impacto de la leche materna en la salud del bebé y futuro adulto, para entonces poder brindar el apoyo que la mujer necesita para poder lograrlo.
En esta semana tan especial, nos invito a tomarnos unos minutos para reflexionar sobre qué es lo que cada uno puede hacer para apoyar a quien esté amamantando. Quizás podamos visitar a una amiga con su bebé pequeño y llevarle algo para comer. Podemos apoyar a nuestra compañera de trabajo y hacerle saber que el tiempo que utiliza para ordeñarse está muy bien empleado. Seamos protagonistas y agentes de cambio para, juntos, promover el mejor alimento diseñado para nuestros bebés.

Lic. en Psic. Claudia López.
Consultora internacional de lactancia materna y autora de"Ser mamá: ilusión y desafío" y
"Dar de mamar. Manual práctico de lactancia materna".

Fecha
02/08/2018
Algunos temas en esta edición
Jugar en casa

Jugar en casa

Transitamos una época del año en la que pasamos más tiempo en casa, por eso debemos hacer hincapié en las estrategias que tenemos para generar espacios de juego estimulantes y creativos para los más p...

Embarazo saludable. Molestias digestivas

Embarazo saludable. Molestias digestivas

Es frecuente que las embarazadas tengan en algún momento náuseas y/o vómitos, estreñimiento y reflujo gastroesofágico con sensación de acidez. Tranquilas, esto es normal y además existen algunas estra...

¡Feliz día del niño!

¡Feliz día del niño!

Ellos son los protagonistas de este mes, ¿no tienen ganas de festejar con ellos la alegría de ser niños? ¿De celebrar esta etapa única e irrepetible de la vida? Una de las formas de celebrar es compar...

Año escolar: la segunda mitad

Año escolar: la segunda mitad

Volver al colegio después de unas vacaciones puede ser difícil, para los niños y para los padres. ¿Cómo encaramos la segunda mitad de año?

Boletín por email

Sucursales
Revista Mamá y Bebé
Cargando...